21 lecciones antes de cumplir 21 años.

09:43


Esta semana llega mi cumpleaños número 21. 
No podría hacer un resumen de este año, que ha sido el año más intenso de mi vida, porque podría rellenar hojas y hojas y nunca sentirme satisfecha. 
Sin embargo, aquí os dejo 21 pequeñas lecciones de este último año que ha pasado de mi vida. Veremos qué me brindan mis 21. Madre de Dios. 21 años.

En realidad, esta lista la creé solamente para este blog, pero después de mucho cavilar pensé que estaría guay hacer un vídeo en cuestión... Aunque al final acabé hasta las tres de la mañana editándolo porque no es lo mismo un vídeo de un minuto hablando sobre una ciudad que un vídeo de casi 3 con 21 puntos. Pero aquí está.





1.  Nunca vas a poder corresponderle el amor a nadie si antes no te has querido a ti mismo.

2.  A veces es mejor estar tranquilo y en soledad que estar con gente por el mero hecho de no estar solo.

3.Cocinar puede hasta llegar a ser tranquilizante y reconfortante.

4.  No vale la pena comer comida basura a corto plazo si a largo plazo va a ser detrimental para tu salud.

5.  Nunca vas a tener un año como tu año Erasmus, pero tienes que estar eternamente agradecida por haberlo tenido.




6. Entrar en la vida adulta es más difícil de lo que pensabas.

7. 20 años y aún no has aprendido a hacerte una trenza. Crack.

8.  Ver a Paul McCartney desde 5 fila tocar ‘Hey Jude’ es darte cuenta que los sueños se cumplen cuando menos te lo esperas.

9.  Estar un domingo por la tarde en una playa de Málaga con tu fotógrafa favorita es darte cuenta de que los sueños se cumplen cuando más los necesitas.

10.  A veces hay que tomar las decisiones más duras, aunque el camino después de ellas sea incierto y dudoso y sintamos que nos hemos equivocado.

11.  Sí. Comprarte un carrito de la compra para ir al supermercado es la mejor opción. Tu cuerpo te lo agradecerá y tus compañeros se reirán de ti pero luego te lo pedirán.

12.  Vivir en el norte de Europa es un sueño, si no fuera porque oscurece a las 3:30.

13.  Leer un libro mientras desayunas o mientras comes es mil veces más gratificante y tranquilo que estar refrescando el móvil a ver si tienes notificaciones nuevas.

14.  Vale más un amigo que queda contigo y te mira a los ojos cuando te habla que 10 que están más concentrados en el WhatsApp que en ti. Cada mes que pasa odio más el móvil y lo muchísimo que nos corta de las relaciones, sensaciones y visualizaciones reales.




15.  Es mil veces más gratificante descubrir nuevos países con una buena amiga que con mucha gente.

16.  Cada persona pasa por etapas muy diferentes de su vida, todos recibimos lo que necesitamos... tiempo a tiempo.

17.  Si hay que hacer muchos trabajos y estoy agobiada irme a una cafetería con el portátil siempre es la panacea ideal.

18.  Podemos llenar nuestro día a día de ruidos, conversaciones y actividades…Pero al final, como me dio una amiga, no tenemos cómo escondernos de nosotros mismos cuando nos acostamos a dormir.

19.  Después de 8 (¡¡8!!) años la fotografía sigue siendo mi pasión y motor, y me encanta que sea así.

20.  Un mismo año puede estar lleno de luces y sombras. De momentos increíblemente buenos y situaciones increíblemente malas. Y es un desbarajuste que aún me cuesta comprender.

21.  Invertir todos tus esfuerzos en un futuro incierto a la par que indeciso da miedo. Pero tiene que valer la pena.



Poco más tengo que añadir. 

¡A por otro año más!



“Forget what we became, what matters is what we've become, and our potentials to overcome.” ― Aniekee Tochukwu Ezekiel

You Might Also Like

0 comments

¡Suscríbete!