Libro, café, y un parque otoñal.

10:13



Siempre que he ido de vacaciones a un país donde predominase el verde (Véase Suiza o Escocia) me quedaba mirando a la gente cuando hacía buen tiempo e iba a un parque. 
Me acuerdo, por ejemplo, cuando tenía 16 años y veía a toooooodo el mundo tomando un café o leyendo un libro, solos o acompañados, en todos los parques. Y pensé 'Algún día, quiero hacerlo yo también'.




Pues bien, la mañana del sábado pasado pintaba aburrida, de esas mañanas que lo más apetecible es quedarse en la cama hasta la hora de comer... Pero decidí que era hora de tachar de mi lista mental el irme a un parque a leer.




Llevaba como 8 años, OCHO AÑOS sin presenciar el otoño en todo su esplendor, porque donde vivo en Andalucía no hay hojas caducas (Y si llegara a haber algún árbol tardarían tres segundos en cortarle las ramas) así que para mi ver los parques aquí llenos de tonos cálidos y hojas por el suelo, gente caminando y niños jugando mientras empieza a refrescar me parece mágico. Supongo que si no hubiera estado tanto tiempo sin sentir el otoño para mi esta sería una imagen más en mi cerebro.

Tardé un ratito en encontrar el sitio perfecto. No quería sentarme en un banco pero tampoco en el suelo mojado. No quería que me diera el sol directo pero tampoco en la sombra. Así soy yo. Pesada.
Al final encontré un lugar perfecto y puse mi abrigo en el suelo para no sentarme directamente. Bebí mi café, me comí unas galletas y acabé tumbada mientras escuchaba música.

(Esta foto tuve que sacarla con el movil. Mucha camarita mucha camarita y después no puedo hacer un plano así con mi réflex) 







Supongo que esos pequeños detalles son de los que después te acuerdas cuando vuelves a tu casa y repasas tu aventura en el extranjero en un minuto. Es importante aprender a estar en soledad y disfrutar de algunas cosas en el silencio. Hace un tiempo leí que estaba mal visto en nuestra sociedad que la gente fuera a sitios solos, quedaba de ermitaño y antisocial, pero uno nunca puede llegar a conocerse a si mismo si no deja espacio al silencio.






Being solitary is being alone well: being alone luxuriously immersed in doings of your own choice, aware of the fullness of your won presence rather than of the absence of others. Because solitude is an achievement.Alice Koller



You Might Also Like

0 comments

¡Suscríbete!