Hasta muy pronto, Bruselas.

13:59



De todas las maneras que pensaba que se iba a desarrollar esta semana, la última que me esperaba era yéndome para España.
No tenía pensado ir a España hasta navidad, después de mi cumpleaños... Pero hoy la situación en Bruselas está siendo caótica.
Cada uno tiene su versión de los hechos: Los que viven en mi residencia, los que están en la tele, los que ven la televisión y los que simplemente se inventan lo que está pasando aquí... Pero lo único que queda claro es que Bruselas a día de hoy no es un lugar seguro para dar vueltas.


La verdad es que me cuesta bastante asimilar que esto esté pasando, que hoy haya salido prácticamente corriendo de la estación de trenes al ver a soldados con los cascos puestos, de haber visto más camionetas militares de la cuenta o de recibir mensajes de amigos míos diciéndome que no me parara en estaciones de trenes determinadas.
Es curioso, estoy segura que para toda la gente que conozco esta es la primera vez que nos pasa algo así. Estamos acostumbrados a la seguridad de unas calles llenas de gente, de salir y de entrar a la hora que queremos, de no tener que pensar a dónde vamos por miedo a que un policía nos apunte con la pistola y nos grite que salgamos de esa zona.


Damos muchas cosas por hechas en el mundo en el que vivimos. Hoy he ido a Brujas donde la realidad es totalmente diferente a la que vivo en Bruselas y fue la primera vez en mi vida que me sentí feliz por estar caminando en la calle sin preocuparme.
Sentirme feliz por poder hacer algo que para mi era inalienable y tan natural como la vida misma como darme un paseo es algo grave y maravilloso a la vez. Maravilloso porque me doy cuenta de lo que tengo, obviamente.



Obviamente volveré a Bruselas en unos días cuando la situación se calme, pero esto me ha parecido una lección sobre la vida que no creo que ninguno de los presentes podamos olvidar y que veía muy importante inmortalizar en mi pequeño espacio en la red.
Bruselas sigue siendo el sitio del que me enamoré desde hace ya unos cuantos meses, solo tiene que volver a su vitalidad y hermosura diaria. ¡Un beso!



You Might Also Like

0 comments

¡Suscríbete!