La lucha de vivir en el presente.

09:36


Vivir en el presente es prácticamente imposible.
Si pudiéramos simplemente eliminar nuestros recuerdos, expectativas, quemar los calendarios y quitarnos los relojes podríamos vivir en el presente... Pero para mí es imposible.
Siempre siempre siempre ando pensando en el futuro con optimismo y en el pasado con melancolía...¿Y  dónde le dejo espacio al presente?
¿Dónde le dejo espacio al presente cuando estoy sentada mirando a la gente pasar y recuerdo algo doloroso, cómo disfruto del inusual aire cálido en noviembre cuando estoy pensando en las siguientes semanas?




Es difícil no ser esclavo de los recuerdos o las esperanzas, vivir el presente como si fuera lo único que se tuviera.
'Carpe diem' se contrapone a 'Tempus fugit', el disfrutar del presente se contrapone a la tentación de un futuro utópico que aún le falta mucho por llegar... Y por ello, lo idealizamos y el presente parece mediocre en comparación.



Hace ya bastante tiempo leí en un sitio que el ser humano tenemos la manía de vivir el día a día esperando a que llegue una fecha determinada; El viernes, las vacaciones, el puente, la visita de tu pareja, la salida de clase, tu programa favorito en la tele... Pero al hacer todo esto, al estar tan pendiente de dichos eventos y al recrearnos en ellos nos olvidamos de lo más importante y más tangible que tenemos: El ahora.



Tengo la teoría que los momentos más felices son aquellos en los que nos olvidamos del pasado y del futuro y solamente vivimos el presente, de manera inocente y olvidándonos de todo lo que no pueden captar nuestros cinco sentidos.
Así que aunque probablmente siga pendiente del calendario, los números y los horarios voy a intentar vivir la vida como un viaje más que como un destino. Porque al fin y al cabo, somos meros viajeros.




El presente no existe, es un momento fugaz, es un instante que no puede percibir, no somos completamente conscientes del presente y por eso a medida que te haces abuelo solo puede hablar del pasado y cuando eres un niño solo puedes pensar del futuro. 
Por eso los abuelos no paran de hablar de sus batallitas y los niños nunca te hablarán de lo que hicieron la semana pasada. Debemos tener la capacidad de visionar globalmente el pasado, presente, futuro, en un conjunto. 
-Caro, hace 3 minutos, mientras escribo esto en la cafetería y le comento de qué voy a hablar.


You Might Also Like

0 comments

¡Suscríbete!